Decorar con un solo color sí es posible: 5 claves
Ene
11

Decorar con un solo color sí es posible: 5 claves

Decorar con un solo color sí es posible: 5 claves. Al decorar el hogar una de las preguntas claves es qué colores se van a utilizar. Aunque muchos se inclinan por una decoración multicolor también existe otra alternativa, la monocromía.

Contrario a lo que se piensa, decorar en un solo color no hará que los lugares se vean simples y aburridos. La clave está en entender bien el concepto y aplicarlo para crear espacios armoniosos y con estilo.

La decoración monocromática se basa, como su nombre lo indica, en el uso de un único color, pero “en sus diferentes gamas o tonalidades”, explicó Érika Taubert, experta en decoración de Homecenter. (Vea los 6 errores que debe evitar al decorar su vivienda)

Para aplicar la monocromía en la vivienda lo mejor es seguir los siguientes consejos de los expertos:

1. La elección del color

Si se tiene un color favorito este puede ser el escogido. Se debe tener en cuenta que se verá todo el tiempo y en todas las cosas, por lo que debe ser un color del cual no se vaya a cansar.

Si se quiere transmitir alegría, la recomendación es usar los colores vivos; para un espacio romántico, los tonos pastel son los indicados; para absorber la luz, el blanco y si se quiere sofisticación, el negro. (Vea también: pintura de tablero, una idea original para decorar su hogar)

Cuando la decisión es un color muy arriesgado, se aconseja probar primero en una habitación o “por unos días remover todos los accesorios y decoraciones y dejar solo lo que sea del tono que se piensa usar. Así se decidirá si se puede vivir con ese color por un periodo extenso”, afirmó la especialista en decoración Lucía Mata.

2. Bases neutras

Que la decoración sea monocromática no implica que no se puedan usar otros colores. De hecho, se recomienda, por ejemplo para las paredes, usar tonos neutros como el blanco (que combina con cualquier ambiente e ilumina), el negro o gris (aportan elegancia) o los tonos como beige o café (para ambientes cálidos).

3. Usar la gama completa

Para conseguir contrastes es necesario incluir en la decoración elementos como: muebles, cojines, cortinas, tapetes y demás accesorios en diferentes tonalidades, oscuras y claras, respecto al color principal. (Lea: cómo decorar la vivienda según el feng shui)

“De esta manera, se evita que se vea simple o aburrido. Además, entre más tonos se utilicen se dará más profundidad a la casa”, aseguró Mata.

Asímismo, otra forma de darle profundidad a la decoración es usando patrones, estampados y texturas. Pueden incluirse en tejidos o en papel tapiz, conservando la gama escogida.

4. Minimalismo o retro

Estos dos estilos son los que se ven bien en un hogar monocromático, pues para los demás, en su mayoría, la combinación de colores es la clave. Ambos estilos, al igual que la monocromía, reflejan modernidad. (Aprenda cómo evitar las decoraciones que causan estrés)

5. Un color por habitación

Aunque se quiera una decoración monocromática, no es necesario usar el mismo en toda la casa. Cada habitación o espacio puede tener su propio tono manteniendo una base uniforme en el hogar.

Mata sugiere usar tonos como azul y verde para las alcobas, colores vivos para las áreas sociales (sala y comedor) y blancos para los baños y la cocina.

Decorar con un solo color sí es posible: 5 claves. Noticia tomada de metrocuadrado.com

Responder comentario