Dic
29

Los ‘articulitos’ con los que el acuerdo de paz llega a la Constitución

Los ‘articulitos’ con los que el acuerdo de paz llega a la Constitución. Sin mayores anuncios, el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, radicó en la noche del lunes la reforma constitucional con la cual se establece el compromiso de cumplir los acuerdos por los próximos tres periodos presidenciales. Uribismo dice que es un conejazo.

Una reforma constitucional radicada en la noche del lunes sin mayores anuncios por parte del ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, se convierte en la base jurídica de los acuerdos de paz con las Farc. No obstante, el alboroto se formó porque uno de los puntos de honor de los sectores que se oponen a los acuerdos, era que no entrara a formar parte del bloque de constitucional. Señalan que, con esta reforma, se configuraría un claro incumplimiento que además compromete a futuros gobiernos. (Lea: Primer paso de la implementación de la paz: ley de amnistía estrenó el “fast track”)

Se trata de un artículo que señala que “en desarrollo del derecho a la paz, los contendidos del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, firmado el 24 de noviembre de 2016, que correspondan a normas de Derecho Internacional humanitario o derechos fundamentales definidos en la Constitución Política y aquellos conexos a los anteriores, serán obligatoriamente parámetros de interpretación y referente de desarrollo y validez de las normas y las leyes de implementación y desarrollo del acuerdo final”. (Lea: Ley de amnistía supera primer debate en el Congreso)

Para los miembros del Centro Democrático se trata de un silencioso conejazo. El senador de esa colectivdad, Iván Duque, afirma que “con ese acto legislativo están incorporando los acuerdos a la Constitución por la puerta de atrás, lo convierten en un orientador de políticas públicas y desarrollos normativos y obliga a todos los funcionarios de todos los rangos aplicarlos de manera taxativa. Es la confirmación del gran conejazo a la democracia colombiana”.

El artículo 2 de la reforma señala que rige “desde su promulgación y hasta la finalización de los tres periodos presidenciales completos posteriores a la firma del acuerdo final”, comprometiendo por 12 años las gestiones de los futuros mandatarios. (Lea: Reparos internacionales al indulto y la amnistía).

Aunque es claro que la implementación de los acuerdos de paz es un compromiso de Estado que debe ir más allá de las propuestas del mandatario de turno, a juicio de Duque “se está desconociendo el voto programático que dan los ciudadanos en todas las elecciones”.

Por su parte el senador del Centro Democrático, Ernesto Macias, manifestó que se trata de un engaño a los ciudadanos y considera que “el próximo gobierno tendrá que hacer una asamblea constituyente donde se discutan esos temas y se superen estos atropellos contra la democracia”.

El ministro Cristo ya había hablado de la radicación de esta reforma constitucional y señaló que “es un acto legislativo que incorpora un artículo transitorio en la Constitución para garantizar el cumplimiento de la buena fe por parte del Estado de los acuerdos a los que se llegó con las Farc”.

Como es habitual ante la polarización frente a la paz hay posiciones encontradas. El Gobierno considera necesario darles estabilidad jurídica a los acuerdos. El Centro Democrático habla de un conejazo, que se están elevando a rango constitucional los acuerdos incumpliendo con los puntos que fueron renegociados luego del fracaso del plebiscito. El caso es que en estos artículos están las bases constitucionales del acuerdo con las Farc.

Los ‘articulitos’ con los que el acuerdo de paz llega a la Constitución. Por redacción política del elespectador.com

Responder comentario