Inicio » blog » Bogotá crece el tamaño de 28 barrios, con muchas viviendas de clase media
Feb
21

Bogotá crece el tamaño de 28 barrios, con muchas viviendas de clase media

Bogotá crece el tamaño de 28 barrios, con muchas viviendas de clase media. La capital colombiana edificó, el año pasado, el equivalente a 28 barrios nuevos y creció su valor catastral en 11,8 por ciento. Lo que más se construyó fue vivienda de estrato 3. Según el Censo Inmobiliario del Departamento Administrativo de Catastro, en los últimos 12 meses, 2,2 millones de metros cuadrados de antiguas casas y edificaciones desaparecieron, mientras que se edificaron siete millones de metros cuadrados nuevos. En total,  43.936 predios adicionales.

En once años, en Bogotá se han construido alrededor de 700.000 predios para todos los usos y el valor catastral de la ciudad se ha multiplicado por cinco: pasó de 122,8 billones en el 2008 a 590,6 billones este año. De hecho, el año de más valorización fue el pasado, con 62,1 billones de pesos adicionales, pues en los diez años anteriores el incremento había oscilado entre 33 y 50 billones de pesos.

En el 2017, lo que más se construyó fueron vivienda de estrato 3, con el 32 por ciento de las nuevas edificaciones (12.972 de un total de 40.542). Este estrato se ha extendido por todas las localidades y representa la tercera parte de toda la vivienda de la capital, con un total de 670.867. El segundo en el que más se edificó fue en el 4, con 9.831, y se consolidó como el tercer estrato predominante en la capital.

Bogotá creció el tamaño de 28 barrios y, donde hoy residen 8’166.587 personas en 20 localidades, cuenta en la actualidad con 2’587.226 predios, de los cuales solo 451.711 son para usos distintos a la vivienda: oficina, comercio, industria, bodegas, entre otros.

Las localidades donde más se hicieron desarrollos nuevos fueron: Usaquén, Suba, Ciudad Bolívar y Chapinero. Las cuatro concentraron el 47,6 por ciento del área nueva que se edificó en la capital.

Bogotá crece el tamaño de 28 barrios en 2017: 
Para la directora de Catastro, Claudia Puentes Riaño, una zona que hay que mirar en detalle es Ciudad Bolívar, donde la construcción nueva creció 4,75 por ciento con relación al 2016. Fue la cuarta zona donde más demoliciones se hicieron en el 2017, de ahí el espacio que se generó para los nuevos edificios que están empezando a transformar la fisonomía de la zona, la cual se había caracterizado por ser de estratos 2 y 1, con construcciones informales, pero en la que hoy se empieza a consolidar el estrato 3.

En las localidades de Suba, Engativá y Ciudad Bolívar se construyó más de la mitad de las nuevas viviendas de estrato 3 de la ciudad el año pasado, mientras que Usaquén, Suba y Engativá recibieron el 76,1 por ciento del nuevo estrato 4 residencial. El 89 por ciento del estrato 5 se edificó en las localidades de Usaquén, Suba y Fontibón. Suba, en el noroccidente, fue la única localidad con predios en estratos 2, 3, 4, 5 y 6.

Hoy, en la ciudad el estrato 1 representa el 5 por ciento de todos los predios, mientras que el 5 y el 6 juntos suman el 14 por ciento. Esto significa que en el 80 por ciento de la ciudad están concentradas la clase media baja en ascenso y la clase media consolidada.

Excepto las edificaciones de clínicas, hospitales, centros médicos, universidades y colegios, todos los demás predios de la ciudad se valorizaron en alguna medida. Los que más subieron de valor fueron los inmuebles industriales, con 14,34 por ciento, y los residenciales, con 12,61 por ciento, según la entidad.

La directora de Catastro asegura que Bogotá –donde están representados el 15 por ciento de los predios de toda Colombia–, se ha convertido en ejemplo en la actualización de su información predial. De hecho, el año pasado representó el 81 por ciento de todos los predios a los que se les actualizó el valor catastral en el país. “Hoy la información de Catastro refleja bastante bien la realidad inmobiliaria de la ciudad. Sabemos cuántos predios hay, tenemos una idea de precios relativos, tenemos un muy buen inventario de usos, y eso lo que le puede dar a la ciudad es mayor tranquilidad, transparencia y competitividad”, explicó la funcionaria.

En su concepto, un buen catastro refleja en información la realidad inmobiliaria de la ciudad, y una buena información es factor de competitividad, salud fiscal, mejores decisiones y mayor agilidad.

“El Catastro de Bogotá es una fuente de información dinámica y facilita la toma de decisiones en inversión y en política pública y privada”, dijo Puentes.

‘La capital sigue siendo polo de atracción para todos’
La directora del Departamento Administrativo de Catastro, Claudia Puentes Riaño, explica lo que significa la valorización inmobiliaria en Bogotá, que hace de la ciudad un polo de atracción para todo el país.

¿Qué significa el aumento del valor inmobiliario?

Está creciendo, creció el valor de la vivienda más o menos en un 12,61 por ciento, y de todas maneras Bogotá mantiene una dinámica en precio, aun cuando la economía no crece a las velocidades de años anteriores. Son cifras que siguen siendo positivas, pero no desbordadas.

¿La gente de escasos recursos se está quedando sin opciones en la capital?

Bogotá, en general, sigue siendo una ciudad de clase media, de ingresos medios, cada vez mejores, y se reflejan en la estructura y en el tipo de propiedad horizontal que se está desarrollando.

Hay un 70 por ciento de propiedad horizontal…

Incluso en barrios donde no era lo usual, cada vez la propiedad horizontal que se desarrolla tiene mejores equipamientos.

Bogotá crece el tamaño de 28 barrios. Noticia tomada de www.eltiempo.com

Responder comentario

Abrir chat
1
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?