¿Qué es la fiducia y para qué sirve? | Unión Andina
Simula tu crédito
unionandina > blog > ¿Qué es la fiducia y para qué sirve?
Comparte
5 de agosto de 2022

¿Qué es la fiducia y para qué sirve?

La fiducia puede darte un gran parte de confianza y seguridad a la hora de hacer una inversión inmobiliaria. Unión Andina te cuenta en esta nota en qué consiste este concepto, cuáles son los tipos de fiducias y sus diferentes funciones. Entérate aquí.

Efectuar inversiones y al mismo tiempo garantizar la estabilidad financiera de nuestro patrimonio no es en lo absoluto una labor sencilla, en especial si no nos sentimos preparados en términos de experiencia y habilidades para cumplir a cabalidad con estas dos acciones. No obstante, gracias a los múltiples y útiles servicios que brindan empresas como Unión Andina Colombia, hoy en día ya no necesitamos recargarnos con ambas responsabilidades, ya que podemos confiar y encomendar parte de nuestro capital al cuidado y administración de las entidades fiduciarias. Este tipo de compañías no solo garantizarán el correcto manejo de nuestros bienes, sino también trabajarán a diario por incrementar su rentabilidad y valorización.

Para que conozcas más de cerca todo lo relacionado con este servicio, en esta nota de Unión Andina Colombia te contamos qué es la fiducia, cómo funciona y cuáles son las opciones que tiene disponible el mercado para ti. 

¿Qué es la fiducia?

La fiducia es una figura mediante la cual una persona (natural o jurídica) confía, a una entidad, una serie de bienes por medio de un contrato. En este acuerdo se establece que el tercero (al que le fue entregado dicho capital) debe no solo velar por la protección del mismo, sino también está obligado a cumplir con los objetivos de crecimiento, construcción, desarrollo, inversión, rentabilidad, etc., que se establecieron durante la firma del acuerdo. Para la consecución de un contrato de fiducia, suelen participar tres figuras específicas:

– Fideicomisario: también llamado como beneficiario, es la persona que obtiene las ganancias que se deriven luego de la ejecución del contrato de fiducia. Los fideicomisarios no solo reciben los bienes que fueron entregados en un primer momento a la fiduciaria, sino que también se benefician de los rendimientos que esa empresa haya logrado durante el tiempo que dure el acuerdo.

– Fideicomitente: es también conocido como fiduciante o constituyente. Es la persona que realiza y efectúa el proceso de entrega de bienes o capital a la fiduciaria por medio de un contrato. De igual manera, este individuo es el encargado de definir y establecer las metas que espera que la fiduciaria cumpla durante el plazo que dure el convenio. 

– Fiduciaria: es la entidad que, gracias a los permisos entregados por el Estado, está en capacidad de recepcionar y administrar los bienes entregados por el fideicomitente. Estas organizaciones, que son reguladas y vigiladas por la superintendencia Financiera de Colombia, adquieren el compromiso (por medio del contrato) de cumplir con todos los objetivos que fueron propuestos por el fideicomitente.  

¿Para qué sirve la fiducia?

La mayoría de personas suelen recurrir al uso de una fiducia cuando buscan garantizar la seguridad y calidad de su capital durante una inversión. Los activos son gestionados por expertos teniendo en cuenta las especificaciones y condiciones establecidas en el contrato por el fideicomitente. Desde su perfil de riesgo (inversionista conservador, inversionista moderado o inversionista de alto riesgo), hasta el horizonte o el régimen de inversión. De este modo, los bienes entregados a la fiduciaria son administrados en todo momento de acuerdo con las necesidades del fideicomitente y en pro del beneficio del fideicomisario. 

Además de gestionar de forma adecuada el capital que le sea confiado por el fideicomitente, las fiduciarias deben no solo orientar a sus clientes sobre cuáles son las mejores opciones de inversión, sino también están en la obligación de compartir en plazos específicos información sobre el estado del patrimonio que les fue entregado (saldos, rendimientos, etc.).

Tipos de fiducia

Debido a los grandes beneficios que ofrece esta figura financiera, en la actualidad este servicio ha migrado y adaptado a varios sectores de la economía. A continuación te compartimos los cuatro tipos de fiducia más empleados:

– Fiducia de administración: en este tipo de fiducia, el fideicomitente hace entrega de parte de sus bienes a la fiduciaria (transfiriendo o no su propiedad) con el objetivo de que esta los administre y gestione. De esta manera, tanto el capital que le fue encomendado como los rendimientos que se obtengan durante el proceso, son empleados para alcanzar las metas de rendimiento que el fideicomitente estableció en el contrato. 

– Fiducia de inversión: en este caso, la fiduciaria también recibe, por medio de la firma del contrato, un capital específico que debe ser utilizado para efectuar inversiones de acuerdo a las condiciones establecidas por el cliente. En este tipo de fiducia, las empresas le garantizan a sus usuarios no solo excelentes rendimientos, sino también suelen ofrecerles niveles de riesgo sumamente controlados. 

– Fiducia de garantía: este modelo de fiducia se diferencia de las demás debido a que en esta situación el fideicomitente entrega uno o varios de sus bienes a la entidad fiduciaria como promesa de garantía del cumplimiento de  obligaciones (propias o de terceros). En caso de que no se cumpla con los compromisos financieros adquiridos, la fiduciaria tiene derecho a resarcir la perdida ejecutando la garantía. 

– Fiducia inmobiliaria: este tipo de fiducia es sin duda una de las más empleadas en la actualidad. En ella, el objetivo principal es confiar la administración de capital o de bienes que serán empleados para la construcción, desarrollo o compra de un proyecto inmobiliario. Bajo esta modalidad, el fideicomitente recibe una garantía por parte de la constructora y de la fiduciaria de que los recursos que están siendo entregados a la entidad, son efectivamente destinados al desarrollo o compra del bien inmueble. 

Dentro de este modelo, existen dos subtipos de fiducia: por un lado, está la fiducia inmobiliaria de preventas; una opción comúnmente utilizada para ejecutar la fiducia de una casa o un apartamento que estén en proceso de construcción. En esta figura, la fiduciaria tiene la capacidad de administrar y recaudar dineros provenientes de la promoción del proyecto inmobiliario para que los interesados los entreguen mientras se cumplen las condiciones necesarias para ser destinados a su desarrollo. Gracias a los beneficios y facilidades que puede ofrecer este modelo bajo la correcta gestión de compañías como Unión Andina Colombia, poco a poco esta figura se ha convertido en una de las herramientas más recomendadas para la compra de vivienda para colombianos en el exterior.

Por otro lado, está la fiducia inmobiliaria de administración y pagos. En este modelo, se establece un contrato de fiducia mercantil, gracias al cual se desarrollará el proyecto inmobiliario. En el acuerdo se estipulará que la fiduciaria debe efectuar los pagos asociados al desarrollo del proyecto de acuerdo con las instrucciones señaladas, y transferir las unidades construidas a quienes resulten beneficiarios del respectivo contrato.

En Unión Andina Colombia estamos 100% comprometidos con nuestro objetivo de brindarte las mejores herramientas y servicios, es por ello que, si deseas emplear esta figura para cumplir tu meta, nosotros podemos ofrecerte la más completa asesoría para comprar casa desde el exterior por medio de una fiducia inmobiliaria y darte la tranquilidad de que tu dinero estará seguro.

Así que no lo dudes más y atrévete a hacer realidad tus sueños de adquirir una casa o un apartamento en Colombia desde el extranjero con el apoyo y el respaldo que solo te pueden brindar expertos como Unión Andina Colombia. ¡Contáctanos y asesórate sobre el proceso, es muy sencillo!

¡Asesorías con Unión Andina!

Unión Andina
en linea
Bienvenido a Unión Andina 👋🏻 Escríbenos estos datos para iniciar nuestra conversación por WhatsApp