Abr
27

Convive y relaciónate con tus hijos durante el día en medio de la cuarentena

Convive y relaciónate con tus hijos durante el día en medio de la cuarentena. Algunas de las medidas tomadas a causa del Covid 19 son el teletrabajo y las clases virtuales, esto trae consigo emociones como ansiedad, estrés e incertidumbre, que se ven reflejadas intensamente en los niños y adolescentes. Se enfrentan a situaciones que son desconocidas para ellos y el cambiar la rutina puede resultar abrumador, es por esto que deben sentir un apoyo de parte de los padres en sus actividades diarias.

“Mantener la calma es lo importante. Hay que enfatizar en el tema del autocontrol para padres. Si a nosotros nos genera tensión la situación actual tenemos que pensar que a los niños más aún. El buen trato a la infancia no está en cuarentena. Es terrorífico pensar en niños o mujeres que sufren maltrato. Las manualidades están muy bien, pero es más importante la tranquilidad y el trato”.

  • Intentar mantener las rutinas.

“Es situación excepcional tenemos que mantener rutinas, pero no la normalidad porque no es una situación normal”. En este tiempo son muchas las colegios que intentan que los alumnos mantengan un ritmo parecido al de las aulas, algo absolutamente irreal.

Por la mañana: Para empezar, hay que diferenciar entre el sábado y el domingo y las jornadas lectivas. El ritmo durante la semana será otro, los niños no deben olvidar que, aunque no asistan al colegio, deben hacer deberes, por ello, la hora de levantarse deberá ser la misma de siempre. Además, es muy recomendable que se aseen y se vistan como cualquier jornada normal.Por nuestra parte, es fundamental que estemos al tanto de todas sus tareas, así como del procedimiento que haya establecido el colegio. De esta manera ayudaremos a nuestros hijos a ser constantes, además el día que todo esto acabe y tengan que volver a la escuela, no les resultará tan costoso.

A mediodía: El tema de la comida lo podemos dejar solucionado con antelación e ir preparando platos para que solo haya que calentar y servir, o bien ir al día. Eso irá en función de nuestro tiempo y disponibilidad. En cualquier caso, para no alterar la rutina de los niños, sería conveniente que, al menos ellos, comiesen a la misma hora en la que lo harían en el comedor escolar, en caso de que hagan uso de él.Después de comer, es muy importante que disfruten de un pequeño descanso, tal y como harían en un día lectivo. En este rato podrán ver un poco la televisión o alguna serie o jugar de manera online.Tenemos que controlar muy bien que no excedan el tiempo, ni utilicen la tecnología con exceso.

Por la tarde: Es muy importante delimitar bien los tiempos y establecer una serie de alternativas lúdicas para que, en el momento en el que desconecten de la actividad escolar, tengan algo interesante e instructivo con lo que ocupar su tiempo. Para ello, debemos tener en cuenta las edades de los niños a la hora de proponerles los quehaceres, también, juegos de mesa, manualidades, leer, o proponerles que nos ayuden en las tareas de casa.

Por la noche: Además de mantener los mismos horarios de la cena, también hay que acostar a los niños como si se tratase de un día normal. Y recordarles de nuevo que el hecho de que al día siguiente no haya colegio, no significa que tengan que irse tarde a la cama. Esa será la única forma de mantener el ritmo.Ante todo, hay que mantener la calma y, aunque a veces parezca imposible, sacar la parte positiva de todo esto.

Fines de semana: Crea actividades diferentes, haz una receta junto con tus hijos, juega un juego de mesa, desconéctate de la tecnología y conéctate con tus hijos, deja que tu hijo sea espontaneo y proponga, aprovecha todas estas actividades y aprende de ellos, te pueden dar lecciones de vida invaluables.

  • Comunícate con ellos

La comunicación es fundamental, debemos ver el lado positivo de las situaciones, en este caso se pueden afianzar los lazos de comunicación con tus hijos, ya que convives 24/7 con ellos, pregúntales cómo se sienten, involúcralos en las conversaciones y presta atención a sus emociones, esto te facilitara el día a día y reforzara la relación con tus hijos.

  • Padres tranquilizadores más que estimuladores

Los niños necesitan unos progenitores calmados y dueños de sí mismos en este momento. “Hay un bombardeo de cosas para hacer con los niños y entretenerlos. Realmente los niños necesitan menos actividades educativas y más padres, tranquilos, amorosos y afectuosos que sean capaces de mantener la calma en esa situación tan complicada”.

  • Fuera las noticias

Los niños no las necesitan en este momento. Se están ofreciendo en un tono que no les hace bien a los niños ahora.

Para finalizar quiero citar una frase de LEON BATTISTA ALBERTI

“El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.”

Responder comentario

Abrir chat
1
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?